Las mentiras de la guerra de Yugoslavia

Antecedentes históricos de Yugoslavia.
Se puede decir que el Reino de Yugoslavia dejó de existir de facto cuando el 6 de abril de 1941 Alemania nazi bombardeó Belgrado y en las semanas siguientes el país se vio invadido por tropas de Alemania, Italia, Bulgaria, Hungría y Rumania, y repartido entre ellos.
El rey y el gobierno huyeron a Londres dando prolongación formal y legal al país hasta la victoria aliada en 1945. En su reemplazo, los países del Eje crearon el Estado Independiente de Croacia, el Estado Independiente de Montenegro y el Estado Independiente de Serbia, conocida como la Serbia de Nedić.

La República Federativa Socialista de Yugoslavia (RFSY) (en serbocroata: Социјалистичка Федеративна Република Југославијa, Socialistična Federativna Republika Jugoslavija) fue un Estado socialista europeo que existió entre los años 1963 y 1992, sustituyendo en su creación a la República Democrática Federal de Yugoslavia. Las repúblicas federadas en ella fueron 6: Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Serbia, Macedonia y Montenegro. Fue gobernada hasta el año 1980 por Josip Broz Tito, el cual mantuvo un distanciamiento con los países del Bloque del Este y criticó las intervenciones soviéticas en Hungría, Checoslovaquia y Afganistán.

¿Cuales fueron los motivos que llevaran a la desintegración de la República Federativa Socialista de Yugoslavia?

En 1979, el BND (la CIA alemana) envía a Zagreb un equipo de agentes secretos. Misión : apoyar a Franjo Tudjman, racista que propaga activamente el odio étnico y predica la fragmentación de Yugoslavia. Alemania apoya y financia a este Le Pen croata y le enviará armas “antes” de la guerra. ¿Con qué objetivo? Berlín nunca ha admitido la existencia del Estado unitario yugoslavo que se le había resistido valientemente durante las dos guerras mundiales. Al volver a resquebrajar Yugoslavia en miniestados fáciles de someter, Alemania pretende controlar los Balcanes. Una zona económica para anexionarse, implantar allí sus empresas, exportar sus productos y dominar el mercado. Una ruta estratégica hacia Oriente Medio, el Caúcaso, el petróleo y el gas. En 1992, el ministro bávaro del Interior declara: “Helmut Kohl ha conseguido lo que no obtuvieron ni el emperador Guillermo ni Hitler”.

Ante estas agresiones imperialistas no se mantuvieron al margen como viene siendo habitual ni EEUU, ni la OTAN , ni el FMI ni el Banco Mundial. Os pasamos una serie de enlaces que os pueden dar otra visión sobre el conflicto yugoslavo:

** Las mentiras de la guerra de Yugoslavia

Tampoco están exentas de culpa las organizaciones internacionales como Amnistia Internacional o las Naciones Unidas que han ocultado y manipulado información sobre muertes de civiles y refugiados:

** La agresión de la OTAN contra la República Federal de Yugoslavia en 1999

** La guerra contra Yugoslavia: otro borrón más de Amnistía Internacional

** El periodismo español en la guerra de Yugoslavia. Parte I

** Cómo se construye una guerra