Nadie echa de menos las propuestas

Nadie echa de menos las propuestas

Domingo, 9 octubre 2011 por Geógrafo Subjetivo

Si a cien españoles elegidos aleatoriamente les preguntásemos si la política española debería estar más fijada en las propuestas que en las descalificaciones, un número apabullante diría que sí y que es una pena que no sea así. Da igual lo pequeña o lo amplia que sea la muestra, todos dirán eso porque es lo que queda bien decir, porque es probable que lo deseasen, pero no porque sea algo que determine su decisión política fundamental: su voto.

Tan es así que el partido que presumiblemente ganará las próximas elecciones se permite hacer un acto político y programático sin propuestas. A pocas semanas de las elecciones que les pueden llevar de nuevo a La Moncloa, los populares lo único que han presentado en sociedad ha sido una idea antigua y que ya ha sido paseada varias veces: la instauración de la llamada ‘cadena perpetua revisable’. A un país con un gravísimo problema de desempleo se le dice que la primera solución y la única, por ahora, presentada formalmente es quitar a los jueces la capacidad de aplicar la Ley

Advertisements