LA LUCHA EN EL SISTEMA CAPITALISTA

Pensando en modo m-l, lo que deberíamos evitar para no caer en el oportunismo, y caer dentro del reformismo que mantiene encerrada la lucha en el sistema capitalista:

El obrerismo, que determina la política revolucionaria en función del nivel de conciencia alcanzado por la clase obrera… ignorando la dinámica de la revolución, esa que llevó al partido bolchevique al poder… tanto la práctica de agitación como la propaganda revolucionaria estaban destinadas a elevar el nivel de conciencia y combatividad de la clase, para así ayudar a comprender los principios teóricos (el marxismo-leninismo) y los medios organizacionales (el Partido) que aseguraron su victoria… una organización revolucionaria debe en cada momento de la lucha tener una práctica vanguardista y no estar condenado a seguir la clase en vez de estar a la cabeza…
1001
El populismo, como los izquierdistas en 15M etc, que se ajustan a las masas en vez de marchar a la cabeza sin ninguna estrategia revolucionaria posterior, haciendo cada vez más difícil las distinciones de clases mezclando las luchas de la pequeña burguesía y la del proletariado, negando la centralidad de la clase obrera, algo que se ve también con los sindicatos…

El purismo dogmatismo y militantes sectarios que se pasan el día discutiendo el significado y el alcance de un punto determinado de Marx, Lenin, etc… estos que al final desertan de toda práctica militante, desertan de todo los partidos porque cada frente de batalla no es para ello una lucha de clases pura, y te hablan de praxis pero se quedan en los modelos teóricos, y cualquier lucha obrera le parecerá reformista, etc… y esa retirada de cualquier práctica política le quita cualquier valor a su trabajo teórico … lo teórico reduce su actividad a una especie de pilpul talmúdica…

El legalismo, que respecta el marco legal definido por el estado burgués para asegurar su poder y su preservación… ninguna ruptura real de clase puede ejercerse dentro de los límites de la ley burguesa, pero si el capital ha construido aquí y allá algunos “espacios libres” (derechos humanos, la “libertad de expresión”), es sólo en la medida en que en la etapa actual de su desarrollo en las metrópolis, estas formas, le parecía más amena para manejar la lucha de clases, para reprimir las reivindicaciones revolucionarias… debemos recordar que en ocasiones, los revolucionarios podrán aprovecharlo tácticamente, pero a sabiendas de que el capital podrá violar o borrar, tras cualquier amenaza, a sus propias leyes burguesas…

El pacifismo, que como vemos estos días en los circos ciudadanos de nuestras plazas, niega el papel revolucionario central de la violencia en la historia y deja a la burguesía el monopolio de la fuerza y la violencia… de hecho, para el Capital, la forma más económica de mantener este monopolio consiste en asegurarse que no se cuestione, y que los propios explotados renuncien por propia voluntad a cualquier uso de la fuerza…

Y finalmente el parlamentarismo, que afirma que la participación puede contribuir a la lucha del proletariado… y aunque tácticamente, el movimiento revolucionario fue capaz y puede entrar de vez en cuando en este medio, esto históricamente sólo se hizo de manera accesoria, y siempre en una etapa avanzada en la lucha por la revolución o contra la amenaza fascista… hoy en día, es normal que se pueda uno seriamente cuestionar si participar en las elecciones no es legitimar el sistema burgués, y dejar a entender que la democracia parlamentaria burguesa no es más que la forma más avanzada de las relaciones de dominación burguesas… participar en ello, en todo caso debe ser claramente táctico y accesorio…

Diego D. Solar

 

_______________________________

Enlaces de interés:

MATERIALISMO HISTÓRICO (PINCHA AQÚI PARA ENTRAR AL ENLACE) 

Las revoluciones sociales no las hacen los individuos, las “personalidades”, por muy brillantes o heroicas que ellas sean. Las revoluciones sociales las hacen las masas populares. Sin la participación de las grandes masas no hay revolución. Es por ello que una de las tareas más urgentes del momento es que los trabajadores se eduquen, que se capaciten para responder a las nuevas responsabilidades que surgen del proceso revolucionario que vive nuestro país.

Pero, para poder transformar una sociedad determinada tenemos que hacer un análisis de esa realidad que nos permita actuar sobre ella. El instrumento teórico que usamos en este caso es el conocimiento científico de la sociedad o Materialismo Histórico.

Advertisements