¿A qué clase pertenezco?

 

1003

 

Muchos de los que escuchan el concepto de “clase social” consideran que es un concepto anticuado, que pertenece a otro siglo y que en estos momentos existe únicamente en ciertos entornos sectarios o anclados en el pasado. ¿Es realmente cierto que ha perdido esa vigencia en las condiciones actuales?

La historia de la humanidad hasta la actualidad ha sido una lucha de clases: esclavos y libres, patricios y plebeyos, barones y siervos de gleba. Resumiendo: opresores y oprimidos que entran en lucha y que en cada revolución se intenta transformar el régimen social.

El Capitalismo, como sistema, se desarrolla tras la explotación de unos para beneficio de otros. Es imposible la existencia del mismo sin la explotación. En el llamado capitalismo industrial esa lucha se manifiesta entre el propietario del capital “burgués” y el asalariado “proletario”, en la cual éste depende totalmente de aquél para su subsistencia. Por tanto, ya tenemos una primera división: explotadores y explotados.

DEFINICIÓN DE CLASE OBRERA SEGÚN ENGELS EN “PRINCIPIOS DEL COMUNISMO”:

El proletariado es la clase social que consigue sus medios de subsistencia exclusivamente de la venta de su trabajo, y no del rédito de algún capital; es la clase, cuyas dicha y pena, vida y muerte y toda la existencia dependen de la demanda de trabajo, es decir, de los períodos de crisis y de prosperidad de los negocios, de las fluctuaciones de una competencia desenfrenada. Dicho en pocas palabras, el proletariado, o la clase de los proletarios, es la clase trabajadora del siglo XIX.

RELACIÓN CLASE OBRERA – BURGUESÍA SEGÚN MARX Y ENGELS EN “MANIFIESTO DEL PARTIDO COMUNISTA”:

“En la misma proporción en que se desarrolla la burguesía, es decir, el capital, desarróllase también el proletariado, esa clase obrera moderna que sólo puede vivir encontrando trabajo y que sólo encuentra trabajo en la medida en que éste alimenta a incremento el capital. El obrero, obligado a venderse a trozos, es una mercancía como otra cualquiera, sujeta, por tanto, a todos los cambios y modalidades de la concurrencia, a todas las fluctuaciones del mercado.”

EN LA ACTUALIDAD

¿Sigue vigente el significado “explotador y explotado”? ¿Existen capas intermedias que no se incluyen en ninguno de estos términos? ¿Son los explotados una clase homogénea: la llamada “clase obrera” ? ¿O heterogénea, a la cual nos podemos referir como clase trabajadora y que se divide en oficios? La respuesta a esas preguntas es la respuesta a ¿somos el 99%?

DIFERENCIA ENTRE EXPLOTADOR Y EXPLOTADO

La diferencia principal entre clase obrera y clase dominante está en quiénes se quedan con los beneficios derivados de la fuerza del trabajo, ya sea éste manual o intelectual. Hoy en día, incluso en mayor proporción que siglos atrás, sigue habiendo dueños de los medios de producción que son los que sacan “rendimiento” del trabajo del obrero, siendo el obrero aquel que “vende su fuerza de trabajo, es asalariado del capital y produce plusvalor”. Por lo tanto la independencia de la persona con respecto al salario capital es la clave para entender la diferencia entre una clase u otra. Esta última afirmación nos lleva directamente a la segunda pregunta que planteábamos antes:

¿EXISTEN CAPAS INTERMEDIAS QUE NO SE INCLUYEN EN NINGUNO DE ESTOS TÉRMINOS: CLASE OBRERA O CLASE DOMINANTE?

Definida ya una parte de la población como OBRERA ( actualmente serían aquellos que trabajan para otros a cambio de un sueldo ) y otra como CAPITALISTA que son los dueños de los medios de producción (entiéndase empresas, etc…) nos queda un porcentaje de población por clasificar: ¿que hacemos con los autónomos y pequeñas empresas?.

“«… el escritor que proporciona trabajo como de fábrica a un librero, es un trabajador productivo. … el literato proletario de Leipzig que produce libros… por encargo de su librero, está cerca de ser trabajador productivo, por cuanto su producción está subsumida en el capital y no se lleva a cabo sino para valorizarlo» (…) Obsérvese el «literato proletario» está cerca de ser trabajador productivo, su producción (no la modalidad de su trabajo) está subsumida al capital, se lleva a cabo para valorizarlo; no es ya, por lo tanto, un pequeño propietario que vende su mercancía -libro- como lo haría un productor independiente, sino alguien que «va camino a» la proletarización, no a su estabilización en una nueva clase pequeño burguesa. Es una «forma de transición», como la era en aquel momento la del maestro.” Marx Capítulo VI Inédito, pp. 84-5.

A bote pronto es fácil darse cuenta de que el pequeño autónomo que trabaja diariamente para cobrar un sueldo a final de mes y que si estuviera tres meses sin trabajar no podría económicamente subsistir, es un OBRERO que depende del salario capital. Así que seguimos con dos clases sociales y aumentamos el porcentaje de la clase obrera. Por exclusión aquellos obreros que del rendimiento de su trabajo hacen fortuna hasta el punto de no depender de su trabajo para subsistir pasan a ser CAPITALISTAS. Obviamente dentro de ambas clases hay grados de explotación dependiendo de las riquezas, pero en ningún caso y como hacíamos referencia al principio puede excluirse de formar parte de la clase obrera a un médico por el simple hecho de ser titulado, es únicamente su independencia económica la que definirá sus intereses.

¿SON LOS EXPLOTADOS UNA CLASE HOMOGÉNEA : LA LLAMADA CLASE OBRERA ? ¿O HETEROGÉNEA, A LA CUAL NOS PODEMOS REFERIR COMO CLASE TRABAJADORA Y QUE SE DIVIDE EN OFICIOS?

Con lo expuesto anteriormente y siendo coherentes con los principios expuestos la respuesta a la primera pregunta es : SÍ, LOS EXPLOTADOS SON UNA CLASE HOMOGÉNEA.

A raíz de la revolución industrial y la especialización de las tareas a las que tenían que hacer frente los obreros surgió lo que hoy día llamamos grupos profesionales. El propio capitalismo se encargó mediante los estatutos, convenios, grupos de cotización…de distanciar y diferenciar la clase obrera.

“En un período de prosperidad general del capitalismo y fuerza relativa de la clase obrera, los sectores calificados que se convertían en asalariados lo hacían en condiciones muy favorables para la venta de su fuerza de trabajo”.

No hay que obviar que aún aceptando las distancias en las nóminas de los obreros sigue cumpliéndose la necesidad de cobrar un sueldo para vivir, no pueden subsistir de los beneficios de trabajos pasados, del trabajo de otros o de sus propiedades. Los trabajadores del estado, teniendo en cuenta el sistema capitalista actual que afecta directamente a la gestión pública, son sin más a comentar CLASE OBRERA siempre que se cumpla lo anterior.

Así pues OBRERO es aquel que vende su fuerza de trabajo, al que está anclado para poder subsistir, a cambio de capital -siempre que ese trabajo no vaya contra su propia clase-, y TRABAJADOR es aquel que tiene la posibilidad de ejercer el esfuerzo para luego ser recompensado mediante un salario o mediante rendimientos provinientes de otros. No hay que olvidar que dentro de trabajador cabe: el manual, intelectual, de control social, de apropiación de bienes producción…Por tanto el trabajador puede englobar obreros, fuerza de represión y capitalistas.

¿Es el no trabajador (desempleado) que depende del capital para sobrevivir clase obrera?

“ el crecimiento del ejército de desocupados ha introducido una división muy importante en la clase obrera, entre los que tienen un empleo y los que no lo tienen (…) Se trata de una división hasta cierto punto «típica» del capitalismo (…) Sin embargo, no podemos olvidar que este aumento de la parte del proletariado sobrante para el capital produce un empeoramiento de la situación de aquellos que se encuentran desocupados, pero también de aquellos que, estando ocupados se ven obligados a aceptar peores condiciones de trabajo bajo la amenaza de ser despedidos. ”.

En resumen cuando ese desempleado (obrero pero no trabajador) acceda a un puesto de trabajo accederá en las mismas condiciones que los que en ese momento son obreros y además trabajadores (puesto que tienen empleo).

Intentar heterogeneizar a la clase obrera con mareas de colores que defienden únicamente una parte de los obreros es restarle fuerza a nuestras exigencias. La clase obrera no se divide en oficios, dentro de la clase obrera existen oficios.

¿SOMOS EL 99%?

Si dentro de la clase obrera cabe todo aquel que está sometido al capital y hemos concluido que las especializaciones no son un excluyente ¿son los cargos intermedios, políticos y fuerzas represivas clase obrera? Por definición los cargos intermedios como directivos (tanto bancarios como industriales y comerciales), brokers así como políticos que utilizan el “temor” del asalariado en la extracción de trabajo excedente son CAPITALISTAS, en la actualidad además muchos de ellos son pagados con acciones de la empresa lo cual refuerza la clase a la que pertenecen .

Nos queda por tanto sólo un grupo al que clasificar, las fuerzas del orden. Siendo fieles a lo que venimos comentando aquel policía raso que ofrece su trabajo a cambio de un salario “debería “ ser considerado obrero puesto que está en las mismas condiciones de explotación.

“El problema con este argumento es que olvida que en este caso, además de las determinaciones señaladas, la función represiva que cumplen estos individuos determina una existencia social que difícilmente pueda ser asimilada, directamente y sin más recaudos, con la situación de la clase obrera. La lógica de la policía, y cuerpos similares, es la represión y la preparación para llevar la guerra de clases al extremo en defensa de la propiedad privada. Desde este punto de vista, por la función política que cumplen estos individuos están ubicados en contra de la clase obrera.”

Si no existe una fractura en la institución de las fuerzas del orden donde los que se consideren obreros ( por origen social, salario etc…) cambien de bando, LAS FUERZAS REPRESORAS serán considerados ALÍADOS DEL CAPITALISTA y por tanto excluídos de LA CLASE OBRERA.

Esta misma afirmación es aplicable a los “capataces”, cargos intermedios que no cumplen el requisito de acaparación de capital, pero que venden su fuerza de trabajo para controlar o explotar a otro y que aunque no sean considerados capitalistas por definición son fuerzas represoras.

Como nota aclaratoria debido a las peculiaridades de su especialización tenemos a los intelectuales y profesiones relacionadas con la cultura, la música, etc…

Teóricamente aquel profesional intelectual que trabaje para un capitalista ( por ejemplo un presentador de tv comprometido que no es dueño ni accionista de la cadena ni la productora o que siendo dueño de la cadena recibe un sueldo por su trabajo pero ningún rédito más ) sería clase obrera (mejor remunerada probablemente, pero obrera) pero otro que fuera socio, tuviera acciones, se impusiera al resto de compañeros …sería considerado capitalista.

“Un actor, por ejemplo, inclusive un payaso, según esta definición, es un trabajador productivo si trabaja al servicio de un capitalista (un empresario) a quien devuelve más trabajo del que recibe de él en forma de salarios (…)”.

CONCLUSIÓN:

Es habitual escuchar que las clases medias (se considera clase media al obrero especializado y mejor remunerado que un obrero sin especializar ) no son ni obreros ni BURGUESÍA (pequeño capitalista). Pero no hace falta hacer hincapié en mucho más que lo aquí expuesto para darse cuenta del engaño o más bien del matiz. La mal llamada clase media ha vivido en mejores condiciones que la clase baja por el rédito que le quedaba de su salario pero en cuanto el sistema ha necesitado RECORTAR se han visto totalmente dependientes por lo que se incluyen EN LA CLASE OBRERA. No es honesto no incluirse en un bando ni en otro y navegar a favor del viento que mejor sopla, es hora de decidir en que bando están.

“Tomemos el caso de los ingenieros, matemáticos, programadores y demás personal especializado en informática. Hoy en su inmensa mayoría trabajan para empresas capitalistas, produciendo programas de computación. Por lo tanto son trabajadores productivos; las mercancías son los programas, que tienen valor de uso y valor (trabajo de investigación y elaboración del programa). Si bien algunos pioneros han tenido éxito en independizarse y establecerse por su cuenta, a medida que se extiende la preparación de nueva mano de obra y ésta se hace «estándar», los tiempos de producción individuales se comparan en el mercado -a través de los valores de los productos- y se deben adaptar a los tiempos de trabajo socialmente necesarios imperantes en la industria. El sistema de educación capitalista produce más y más ingenieros y técnicos, se comparan los trabajos, crece la oferta de mano de obra calificada y la presión del capital, y las condiciones laborales se homogeinizan «hacia abajo».”

Cuando hablamos de que se considera capitalista aquel que posee los medios de producción, no nos referimos al que tiene el medio para su subsistencia sinó a áquel que se aprovecha de los medios para mediante el esfuerzo de otros beneficiarse.

¿Qué miedo puede tener el obrero (ver gráfico para saber si eres uno de ellos) en que desaparezca el capitalismo?

LA CLASE OBRERA NO ES EL 99%

Advertisements